Di Benedetto, Antonio

Absurdos

  • Colección: La lengua
  • Género: Cuento
  • ISBN: 987-1156-09-X
  • Páginas: 288

Los relatos que integran este libro fueron escritos por Antonio Di Benedetto en la cárcel. No podía escribir, porque le rompían todos los papeles, pero encontró entonces un ardid. Le mandaba cartas a su amiga, la escultora Adelma Petroni, en las que escribía “Anoche tuve un sueño muy lindo: voy a contártelo”... Así transcribía los textos de sus cuentos, con letra microscópica, que había que leer con lupa.

Di Benedetto, Antonio

Antonio Di Benedetto nació en la ciudad de Mendoza en 1922 y murió en Buenos Aires en 1986. Es autor de novelas y varios libros de relatos: Mundo animal (1953), El pentágono (1955; reeditado en 1974 con el título Anabella), Zama (1956), Grot (1957; reeditado en 1969 con el título Cuentos claros), Declinación y ángel (1958), El cariño de los tontos (1961), El silenciero (1964), Los suicidas (1969), Absurdos (1978) y Sombras, nada más... (1984). Además de narrador, Di Benedetto fue periodista y guionista de cine. Recibió numerosos premios y becas, y sus libros han sido sucesivamente reeditados y traducidos a otros idiomas. Detenido por la dictadura militar en 1976, tras un año de cárcel se exilió en España, de donde regresó poco antes de su muerte.

En su proyecto de publicación de la obra completa de Di Benedetto, Adriana Hidalgo editora publicó: Cuentos completos´, El pentágono, El silenciero, Escritos periodísticos, Los suicidas, Sombras, nada más..., Zama y la trilogía de novelas de la espera que reúne: Zama, El silenciero y Los suicidas.
No hay descargas

““En el fondo de las prisiones, el sueño no tiene límites y la realidad no frena nada”, afirmaba Albert Camus a propósito de la obra de Sade. “La intel VER MÁS

Jimena Néspolo
- Página/12 -

“Antonio Di Benedetto (1922-1986) escribió estos 13 relatos entre marzo de 1976 y setiembre de 1977, durante los 19 meses en los que estuvo detenido po VER MÁS


- La Voz del Interior -

“Antonio Di Benedetto (Mendoza, 1922 - Buenos Aires, 1986) se mantuvo siempre distante de los sucesivos cambios y promociones del sistema literario arg VER MÁS

Osvaldo Aguirre
- La Capital -

“El escritor argentino Antonio Di Benedetto (Mendoza, 1922; Buenos Aires, 1986), fue uno de los secretos mejor guardados de la literatura nacional. Est VER MÁS


- Revista La Nación -

“ La mayor parte de los cuentos reunidos en Absurdos tienen como marca común, aparte de su calidad literaria, el hecho de haber sido escritos en la cár VER MÁS


- Revista Cabal -

“En una de las últimas entrevistas, Antonio Di Benedetto afirmó: “Espero que mis escrituras hagan su camino sosegado, que se les preste atención y que VER MÁS

Carolina Sager
- El Ciudadano -

Antonio Di Benedetto (Mendoza, 1922 – Buenos Aires, 1986) escribió estos cuentos en la cárcel, durante la dictadura argentina. En es

La editorial Adriana Hidalgo presenta además la trilogía de novelas Zama, El silenciero y Los suicidas, de este escritor reconocido por Borges, Roa Bastos y Cortázar.

Estos relatos describen situaciones que respiran el absurdo de la condición humana, las relaciones y la incertidumbre del destino. Sus personajes expresan un sentimiento opresivo o un encierro interior, del que intentan en vano huir.

No se trata de cuentos urbanos, sino que la mayoría transcurren en una geografía semidesértica, tal vez la pampa, llena de animales merodeadores, de caza, violencia y hambre o sed. En “El juicio de Dios”, un capataz de obra acude a una casa a pedir agua para sus hombres, es confundido con un seductor por la pura palabra de una niña pequeña y se ve amenazado y violentado hasta que la conclusión llega, como una burla reveladora. En “Aballay”, el culpable de un asesinato huye desposeído de todo, como un anacoreta, decidido a pagar su culpa comiendo sólo lo que le sea dado. En “Obstinado visor”, un personaje visionario en tres momentos de su vida es objeto de burla de su propio poder y sólo lo comprende demasiado tarde. En “Los reyunos”, la encarnación de un antiguo rey marca a sus seres próximos cortándoles una oreja. También los animales se infiltran en las escenas paródicas de estos “Absurdos”.

He leído este volumen tras el espléndido “Relatos de Kolima”, en que el escritor ruso Chalamov describió el infierno siberiano. Me preguntaba por la influencia de las situaciones de encierro y penalidades sobre la sensibilidad y el talento de un escritor. En estos dos casos (y hay infinidad de ellos), el talento aprovechó el sufrimiento para brillar más aún, aunque Chalamov ingresó en un manicomio tras su liberación, y Di Benedetto se exilió y casi desapareció en España antes de volver a la Argentina democrática.

Hay una angustia melancólica y un humor absurdo comunes a estos escritos de cautiverio. Aunque los relatos de Di Benedetto carecen de la perfección de Chalamov, o del cariz cotidiano de la muerte en Kolima, tienen momentos fulgurantes, escenas de una rara poesía, sobre un fondo en que la soledad y el tiempo parecen los únicos protagonistas capaces de mover las riendas de la narrativa, con personajes atrapados en una tragicomedia contemporánea.

VER MÁS

Isabel Núñez
- La Vanguardia -